“La Pasto Verde” es el nuevo single con el que Ismael Oddó nos invita a conocer su nuevo trabajo solista “Canciones con mi viejo” y la emocionante relación que ha construido con su padre (Willy Oddó) a través de la música, a pesar de que éste fuera asesinado en 1991.

“Pasto Verde es una de las zambas más queridas de mi papá. Él solía cantarla en los encuentros con amigos y conocidos, en Francia, en Argentina y en Chile al regreso del exilio. La grabación original da cuenta de su don interpretativo y de la comodidad con la que cantaba. Se la escuché muchísimas veces sin que cambiara ni una dosis de su entusiasmo. En esta versión y gracias a los medios técnicos cantamos a la par como nunca lo hicimos”, relata ismael, quien quiso conmemorar con este nuevo single a su papá para el día de su cumpleaños.

La canción, cuya letra y música son de Marcelo Berbel, es una zamba argentina que hace homenaje a Carmen Funes de Campos, conocida popularmente como “La Pasto Verde”, una fortinera famosa por su Pulpería en las cercanías de la actual localidad de Plaza Huincul durante la Conquista del Desierto en Argentina.

“Mi papá conoció esta zamba gracias a Jorge Cafrune, ineludible cantor argentino admirado por mi viejo y por toda una generación que descubrió este estilo a través de sus canciones y de otros exponentes como Los Fronterizos o los Chalchaleros. El repertorio de Willy acuñado en la época de la peña de la Universidad Técnica del Estado y compuesto por de zambas, tangos, tonadas campesinas y/o recopiladas por Violeta Parra, fue lo que le dio un sello interpretativo que luego desarrolló como músico y como una de las voces más características de Quilapayún”, explica.

El álbum “Canciones con mi viejo” es resultado de la recopilación que hizo Ismael de las grabaciones y cassettes que enviaba su padre desde el exilio a Chile a modo de “cartas”. Estas grabaciones las hacía en fiestas y “canturreos”, o simplemente solo cantando su repertorio personal.

Junto al ingeniero Jorge Fortune y en un proceso largo y acucioso, Ismael mejoró y restauró las canciones, que originalmente habían sido grabadas en radiocassettes y a partir de esa base, puso su voz en algunas, agregó su guitarra e invitó a experimentados músicos como Raúl Céspedes, Danilo Donoso, Federico Faure, Ángela Acuña, Federico Terranova, Camilo Salinas y DJ Pizza. Con ellos grabó en los estudios del GAM y en estudios Triana, donde finalmente mezcló y masterizó nuevamente con Jorge Fortune.

Ismael y Willy Oddó nunca coincidieron en vida en el oficio musical, ya que el 7 de noviembre de 1991, a sólo a tres años de volver a Chile, Willy fue asesinado en una calle de Santiago cuando Ismael tenía 16 años.

DEJA UNA RESPUESTA